Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

nero  

Últimos temas
» ANTES DE PUBLICAR EN ESTA SECCION
Lun Sep 10, 2018 10:59 pm por Admin

» ANTES DE PUBLICAR EN ESTA SECCION
Lun Sep 10, 2018 10:58 pm por Admin

» ANTES DE PUBLICAR EN ESTA SECCION
Lun Sep 10, 2018 10:58 pm por Admin

» ANTES DE PUBLICAR EN ESTA SECCION
Lun Sep 10, 2018 10:56 pm por Admin

» ANTES DE PUBLICAR EN ESTA SECCION
Lun Sep 10, 2018 10:55 pm por Admin

» ANTES DE PUBLICAR EN ESTA SECCION
Lun Sep 10, 2018 10:52 pm por Admin

» Se requiere personal para trabajo administrativo de la página
Jue Mar 15, 2018 8:27 pm por Admin

» Colapsa puente peatonal en Florida
Jue Mar 15, 2018 8:20 pm por Admin

» Muere el rapero Craig Mack
Mar Mar 13, 2018 11:52 pm por Admin

Noviembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Los posteadores más activos del mes

Sondeo

¿Cómo puede llegar a nosotros la felicidad?

Ir abajo

¿Cómo puede llegar a nosotros la felicidad?

Mensaje por Admin el Lun Mar 12, 2018 12:03 pm

Es el "yo", es el "ego", el que desea y quiere obtener las cosas. Es el "yo" el que disfruta, el que desea más felicidad, el que escudriña, el que busca, el que anhela más felicidad, el que lucha, el que se vuelve cada vez más refinado, el que jamás quiere llegar a su fin.

Sólo cuando el "yo", en todas sus sutiles formas, llega a su fin, hay un estado de bienaventuranza que no es posible tratar de adquirir, un éxtasis, un verdadero júbilo libre de todo sufrimiento, de toda corrupción.

Nuestro "yo" sólo es un recuerdo, un conjunto de pensamientos sin realidad objetiva. Cuando la mente trasciende el pensamiento del "yo", del experimentador, del observador, del pensador, puede haber entonces una felicidad incorruptible. Esta felicidad no puede ser permanente -en el sentido con que usamos esa palabra-, pues está más allá al tiempo y al espacio. Pero nuestra mente está siempre buscando una felicidad que tenga permanencia, algo que perdure, que continúe. Y ocurre que el deseo mismo de continuidad es corrupción.

Si podemos comprender el proceso de la vida y explorar el río del conocimiento propio, comprenderlos sin condenar, sin decir que es bueno o es malo, entonces surge una felicidad creadora que no es "tuya" ni "mía". Esa felicidad creadora es como la luz del Sol. Si deseamos conservar la luz del Sol para nosotros mismos, ese ya no será más el claro y cálido Sol dador de vida. De igual manera, si deseamos la felicidad porque estamos sufriendo, porque hemos perdido a alguien o porque no hemos tenido éxito, entonces eso es tan sólo una reacción. Pero cuando la mente puede ir más allá, encontramos que existe una felicidad que no pertenece a la mente, y que es el verdadero gozo, el auténtico júbilo.

Admin
Admin

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 10/03/2018

http://todogratiis.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.